Semana Santa de Rota 2017

BALANCE GENERAL DE LA SEMANA SANTA 2017.-

Tras unas semanas de descanso, desde el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de la Villa de Rota, queremos hacer un pequeño balance de la pasada Semana Santa, la cual se desarrolló con total normalidad y sin incidentes.

El Domingo de Ramos abría la Semana Santa, semana esperada por todos los cofrades, donde la Hermandad de la Vera-Cruz realizaba estación de penitencia desde la Capilla de San Roque, con la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Triunfante Entrada en Jerusalén. Destacar de este día la gran participación de jóvenes cofrades en el cortejo procesional, ya que como dijo Nuestro Señor “Dejad que los niños se acerquen a mí”.

El Lunes Santo le seguía, el cual desde el Calvario se abría paso y llamaba a la puerta de la Parroquia del Carmen, donde a la Hermandad del Amor le llegaba su hora, de realizar estación de penitencia junto al Santísimo Cristo del Amor y a Nuestra Señora de la Esperanza del Calvario, “la Virgen de los ojos verdes”. Cabe destacar de este día el recogimiento de un barrio que vio a esta pequeña y joven cofradía nacer.

De nuevo Martes Santo, martes de silencio, de recogimiento y de plegarias, año tras año, ante el pasar de la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, que realizaba estación de penitencia desde la Iglesia Mayor Parroquial de Nuestra Señora de la O, acompañado por los cofrades cruceros, de una Ermita Sagrada. Cabe resaltar la compostura de la hermandad durante todo el recorrido procesional, así como también, el silencio y recogimiento que caracteriza al Martes Santo roteño.

Y llegó el Miércoles, cofradía de silencio, de túnicas negras y moradas, de capilla musical, de salud y caridad, donde la Hermandad de la Salud, realizaba estación de penitencia, desde la Capilla de San Juan Bautista, junto a las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Caridad. Destacar la gran compostura con la que cada año nos deleita la Hermandad de la Salud, así como por la sobriedad y el respeto, que le caracteriza, al discurrir de la cofradía por los distintos puntos de nuestra Villa.

Otra vez Jueves, donde el sol reluce más que nunca, ya que no quiere perderse este día, donde el Señor yace en los regazos de su Madre tras el descendimiento de la cruz, en la cual murió por nosotros. En la tarde del Jueves, la Hermandad de los Dolores realizaba estación de penitencia junto a la bendita imagen de Nuestra Señora de los Dolores, titular de la cofradía servita, desde la Capilla de San Juan Bautista. Cabe destacar la compostura del cuerpo de nazarenos que cada año pone en la calle esta hermandad para acompañar a su Madre Dolorosa en su estación de penitencia.

Y se hizo Madrugá, madrugás de antaño, donde resuenan cornetas que anuncian la llamada del más grande de este pueblo, el cual sale a la calle junto a su bendita Madre para recoger las plegarias de este pueblo marinero y campero, así como también, para visitar el enfermo, ya que Jesús es su Consuelo. Y fue de Madrugá, cuando la Hermandad del Nazareno salió a las calles de la Villa, para realizar estación de penitencia junto con las sagradas imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura. Destacar el amplio número de nazarenos que cada año saca esta fervorosa hermandad, así como la gran devoción que le precisa nuestro pueblo.

Y cayó el Viernes, donde Rota tiene el alma partida en dos fragmentos, una de verde y otra de negro, la de verde, que anuncia la muerte de Cristo en la Cruz por todos nosotros y la de negro, que anuncia el Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo. En este día, realizan estación de penitencia dos hermandades de nuestra localidad como son la Hermandad de la Vera-Cruz y la Hermandad del Santo Entierro.
La Hermandad de la Vera-Cruz, que con el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima de las Angustias, se abría paso desde la Ermita de San Roque, que abría sus puertas un tercer día para culminar una nueva Semana de Pasión. Como detalle que resaltar, la compostura de los cofrades cruceros, así como del público en general durante el transcurrir de la cofradía.
La Hermandad del Santo Entierro, que con el Santo Entierro de Cristo y Nuestra Señora de la Soledad, también se abría paso, pero esta vez desde la Iglesia Mayor Parroquial de Nuestra Señora de la O, que ponía el luto a este día tan señalado por los cristianos, ya que el Señor ha muerto por todos nosotros. Destacar la compostura de la hermandad durante su recorrido, y que al pasar el Arco de la Villa, los nazarenos se soltaron la cola de su túnica para recoger las plegarias de este pueblo, con motivo de su CD Aniversario Fundacional, cosa que no se hacía desde hace más de sesenta años.

Y culminó en el Domingo, en el que Cristo ha vencido a la muerte, porque verdaderamente ha resucitado de entre los muertos y nos llevará a la vida eterna. De nuevo, se abrían las puertas de la Parroquia del Carmen para acoger la Pascua, donde la Hermandad del Amor, celebraba esta fiesta tan importante para los cristianos junto a la imagen de Nuestro Padre Jesús Resucitado. Destacar el acogimiento de todo el pueblo de nuestra Villa, así como la alegría y el júbilo del cortejo procesional, que celebraba con creces la Resurrección de Cristo.

Desde el Consejo Local de Hermandades y Cofradías queremos agradecer a todos los que hayan hecho posible que esta Semana, haya sido espléndida, única y diferente. En primer lugar, al Excelentísimo Ayuntamiento de Rota, desde su Alcalde hasta todos y cada uno de sus técnicos municipales y funcionarios, a nuestras Hermandades y Cofradías, así como también a todos y cada unos de los ciudadanos de nuestro pueblo que han acogido a las distintas hermandades en sus respectivas estaciones penitenciales.