¿Como debe actuar una Hermandad ante la nueva Ley de Protección de Datos?

  • Los hermanos deberán dar su consentimiento expreso y por escrito a las hermandades.
  • La nueva ley que se tramita pone el foco en los menores de edad.
  • Se termino el mandar Correos Ordinarios sin la autorización expresa de cada hermano.
  • Prohibido publicar listas de hermanos, de cabildos, cortejos procesionales, etc

Una noticia, en relación a la nueva ley de protección de datos, que entrara en vigor el próximo día 25, y que afectará a todas las Hermandades, Asociaciones Parroquiales, y cualquier otra asociación que pertenezca a la Iglesia.

Mucho trabajo que hacer. Las hermandades siempre se han adaptado a las circunstancias de cada época y ahora tienen por delante el reto, complicado en muchos aspectos, de cumplir con la legislación que preserva los datos personales de las personas. A partir de ahora, las hermandades deben tener el consentimiento por escrito y expreso de sus miembros para poder utilizar sus datos personales. No es una tarea baladí y requerirá importantes esfuerzos por parte de la corporaciones, y también de los hermanos para adaptarse a los nuevos tiempos. A partir de ahora, será habitual que en los listados de las cofradías dejen de aparecer los nombre completos de los hermanos. Un abuelo, por ejemplo, no podrá apuntar a su nieto a la cofradía de la familia si no cuenta con la autorización por escrito de sus padres o tutores. Las redes sociales y su manejo también serán un territorio sensible, con el peligro que supondrá la publicación de fotos de menores o de cualquier persona que no haya dado su autorización.

Se acabó publicar el orden de la cofradía
Si hay algo común y característico en las vísperas de la Semana Santa es llegar a la puerta de los diferentes templos y ver cómo en la puerta se cuelgan los listados de todos aquellos hermanos que participarán en la próxima estación de penitencia. Una costumbre que, a partir de ahora, estará prohibida… al menos que se cuente con las autorizaciones debidas. Tampoco se podrá hacer a la hora de publicar el censo electoral ante la proximidad de unos comicios en nuestras hermandades. Y es que, a pesar de lo que digan los estatutos o reglas de cada cofradía, este censo no podrá ser expuesto si no existe un consentimiento expreso para este fin.

¿Y se podrán enviar correos o WhatsApp?
Sin consentimiento por escrito de los hermanos tampoco podrán utilizarse los datos personales para poder comunicarse con ellos. De esta manera, las hermandades deberán contar con el permiso necesario para poder enviar correos electrónicos o incorporarlos a listas de WhatsApp o enviarle mensajes instantáneos.

Como vemos, cambios que se introducen y que afectarán a la gestión diaria de las hermandades. cualquier robo o pérdida de estos datos deberá comunicarse a la administración y también a los propios hermanos.

La nueva ley también tendrá una importante afección en los menores de edad. Se rebaja la edad mínima a los 13 años. “Desde esa edad se pueden hacer hermanos sin que los padres digan nada”. De ser menor de 13, requerirá la autorización de los padres o tutores junto a la solicitud de ingreso. “Un abuelo no podrá hacer hermano a un nieto y el planteamiento que se abre con los padres separados es complicado”.

Para lograr el consentimiento de los hermanos lo ideal es aprovechar los repartos de papeleta de sitio. También se deben reformar las solicitudes de ingreso para introducir todas estas cláusulas que serán tan necesarias en un futuro que está tan próximo.

Y las multas?

  1. Para quienes no cumplen con el GDPR, (nueva Ley de Protección de Datos) las multas pueden suponer hasta el 2% de la facturación anual de la Hermandad en el Obispado, o en su caso si es mas grabe ya hablaríamos de mas cantidad.
  2. Este importe será del 4% de la facturación o en su caso (el importe que sea mayor) si se violan los datos personales de los hermanos.

¿Qué debe hacer una Hermandad para garantizar el cumplimiento?

  1. Localiza, registra y analiza qué tipo de datos personales procesa cada Hermandad ( que son muchos mas que una empresa Pyme mediana). Es importante que sepas quién puede verlos o quién los comparte.
  2. Establece un proceso que se ajuste a la regulación del GDPR y que sea transparente para los hermanos que facilitan su información personal, de manera que puedan dar su consentimiento con la información correcta.
  3. Asegúrate de poder alertar sobre una violación de datos dentro de las 72 horas siguientes a cuando se produce el hecho.
  4. Asegúrate de que se pueden eliminar, cambiar o transferir los datos personales cuando se solicite, dentro del plazo de un mes. La solicitud de transferencia puede ser a otra organización.
  5. Contrata a un experto en protección de datos si tu Hermandad procesa datos personales a gran escala.

Aunque se está acabando el tiempo para que las Hermandades y Asociaciones puedan tener todo listo antes de la fecha límite del GDPR, aún están a tiempo de hacerlo y cumplir con la nueva regulación.

Estos textos están recopilados y resumidos por OndaPasion.com con toda la información necesaria, Fuentes. Diario de Sevilla, Cadena Ser y Godaddy