Agradecimientos de la Hermandad de la Misericordia

La Junta de Gobierno en nombre de su hermano mayor D. Antonio Orellana y el nombre de toda la Hermandad, quiere agradecer públicamente toda las muestras de afecto y cariño ofrecida por el Puerto Cofrade hacía los Cerillitos y a su familia, por la pérdida repentina en pocas horas de nuestro hermano D. José María Fornell Ullén “Pepin”.

Durante la estancia en el tanatorio como está mañana en el funeral, han sido numerosos los herman@s Cerillitos que han pasado para darle el último a dios a Pepin.

Desde herman@s de fila, costaleros, equipo de capataces, camaristas, vestidor, herman@s de número, herman@s antiguos, grupo joven, diputados de tramos, el Vicario de la Basílica el padre D. José Manuel, Hermanos Mayores de otras Hermandades y Juntas de Gobiernos de nuestra ciudad, los medios de comunicación cofrade y a los cofrades en general que pasaron por el tanatorio Portuense o por imposibilidad laboral llamaron por teléfono.

Nuestro hermano Pepin, llegó a nuestra Hermandad en el año 1.978, desde entoces ocupo el cargo de secretario de nuestra Hermandad durante 12 años, fue costalero del Santísimo Cristo de la Misericordia, hermano Nazareno y colaborador por fuera del cortejo.

Actualmente no pertenecía a la Junta de Gobierno, pero trabajaba codo con codo con ella, y se encontraba metido de lleno en el grupo de mayordomía de la Hermandad, era costalero del Señor y se implicaba y colaboraba con todo lo que se le pedía y fuera Cerillito, además de ayudar a otra Hermandad cualquiera.

Así fue y asi lo hizo, ya que minutos antes que el Señor lo llamara de pronto a su lado junto a Nuestra Señora de la Piedad, estuvo en su Casa de Hermandad.

Gracias a todos de Corazón.

La casa del padre luce ya “de blanco y colorao”, descansa en paz Pepin, tus herman@s Cerillitos.